Otras criticas

Ozpetek ha creado un doloroso melodrama solo con elementos indispensables dentro del género, sin necesidad de recurrir a manierismos de ninguna clase, únicamente a través de silencios que se hacen necesarios en varios momentos del filme. En apenas media hora, el director demuestra la intensidad con la que se vive una pérdida por medio de una historia coral en la que cada personaje ejerce su papel de manera apacible, alejada de cualquier exabrupto, encontrando algún punto de conexión con Reencuentro, una de las grandes obras del apreciado Lawrence Kasdan.

Bella y triste como la vida

Decir que Ospetek es uno de los realizadores que hoy en día mejor habla de sentimientos es una obviedad. Modela a sus actores y actrices de una forma magistral. Tras la bellísima Cuore Sacro, retorna a sus actores fetiche. Stefano Acorsi, sencillamente imponente en su papel del frágil Antonio. Margherita Buy es la elegancia suprema de una mujer con problemas cotidianos. Pero mi preferida sigue siendo esa joya turca, Serra Yilmaz..la amiga que todos quisiéramos tener. Todos juntos en una película llena de ternura, amistad.. y dolor. Una mención al debut cinematográfico de la cantante Ambra en su papel de la atormentada Roberta. Una bellísima historia bien contada y con una música cuidada como nunca, aunque Ozpetek ya nos tiene acostumbrados. Una delicia turca.. e italiana

Primera Critica

El cineasta italoturco siempre ha buscado motivación en la interacción entre personas cuyas cualidades distaban demasiado las unas de las otras, logrando en el posterior acercamiento enriquecer tanto a los personajes como a la historia. Esto ya sucedió con la citada Hammam y se repitió con El hada ignorante, su película más lograda hasta la fecha. En el caso que nos ocupa, No basta una vida, nos presenta a un grupo homogéneo de personas en el que la homosexualidad ya no actúa como elemento sorpresa o novedad como en anteriores propuestas, sino que forma parte de la realidad de este bienavenido grupo entrado en la cuarentena. En él se ponen a prueba valores como la amistad, la lealtad o el amor ante un episodio trágico que altera las vidas de todos ellos, amarga situación en la que salen a relucir sentimientos olvidados.

Trama

La película narra la vida de un grupo de amigos que se reúnen habitualmente en casa de Davide (Pierfrancesco Favino) y Lorenzo (Luca Argentero), que son pareja. En el grupo también encontramos al matrimonio formado por Angélica (Margherita Buy) y Antonio (Stefano Accorsi), quien mantiene una relación con otra mujer; a Neval (Serra Yılmaz), inmigrante turca, y a su marido Roberto (Filippo Timi), a Roberta (Ambra Angiolini), a Sergio (Ennio Fantastichini), antigua pareja de Davide, y a Vittorio (Luigi Diberti).

La apacible vida del grupo se verá interrumpida cuando la muerte irrumpa inesperadamente en sus vidas.